Nuestra historia

En Octubre de 2009 coincidimos por “causalidad” Alba y yo en una reunión de cumpleaños, a pesar que ella había decidido no asistir.

Me la presentaron porque quería hacer el Camino de Santiago en 2010, y empezamos a charlar, pero pronto pasamos al tema de mis prácticas de Sanación con Energía Taquiónica piramidal, que había iniciado 6 meses antes en Barcelona. Alba trabajaba en astral con la Geometría Sagrada, por lo que hablar del tema en ésa reunión fue mágico. Ahí cambió todo para ambos. Al día siguiente experimentó con mi método y confirmó su teoría y sus conocimientos. La acompañé en el 2010 en su Camino, pues me fue físicamente imposible participar por mi precario estado de salud, pero acordamos que volveríamos en 2011, como así sucedió. Después volvimos de nuevo en el 2014. Hemos vivido juntos mi transición entre mis peores años de salud, y mi renacimiento. Le hablé de mis proyectos físicos posibles que compartimos, y con su profesionalidad como Fisioterapeuta en accidentes laborales, además de Maestra en Reiki Kahuna, me ayudó mucho en verificar mis cambios físicos, que han sido muchos a lo largo de estos años, así como a comprobar los cambios habidos en otras personas tratadas en Uruguay, sobretodo un caso de hemiplejia. En su Clínica atendimos varios casos muy interesantes.

Ahora en la distancia recordamos mis inicios, y todos los cambios que he ido consiguiendo. Debo deciros que todo en la vida es tesón y esfuerzo, y yo que le vi las “orejas al lobo” siendo aún bastante joven, me ceñí aún más a mi compromiso y dedicaba unas 4 horas diarias. Con sinceridad os digo que todo el esfuerzo que aún hoy sigo haciendo, me ha sido muy recompensando, pues yo lo inicié con las perspectivas que me habían transmitido de sanación de algunas enfermedades y “me he topado” que esto tiene unos límites mucho más lejanos. Sin conocerlos, mi compromiso es llegar, no importa los años que precise. Es el “camino” que más estoy disfrutando en esta vida, y no me preocupa ir llegando lentamente, sobretodo tan bien acompañado.

Vision

Nunca pensé que mi proceso de Sanación iba a transformar mi vida, no sólo en lo físico (interior y exterior), sino en mi forma de vida y en la forma de verla y valorarla. He reforzado ciertos valores y he entrado en un camino sin retorno, que hace aislarte un tanto de la gente. Ves las cosas en la distancia, y la vida material en otro plano, Aprendes a ser más tolerante, y te comunicas bien con personas de tus mismas vibraciones. ¿Influye la edad?

Mision

Sé perfectamente lo que es “tocar fondo”, pues la vida me puso de rodillas. La de “palos de ciego” que dí durante años buscando respuestas a mi declive y mi sanación. No habían medios sociales ni tenía conocimientos. Partir de cero y encontrar la solución me llevó muchos años. Considero que tanto esfuerzo no debe caer en saco roto y perderse, máximo en un mundo en crisis, sobretodo de voluntad y solidaridad. Quiero ayudarte con mi experiencia a obtener resultados lo antes posible, depende de tus males. Te enseñaré a ser autosuficiente en tu salud, si crees que es tu momento.

Conoce a la persona que puede hacer realidad tu sanación

Antonio Fornieles

Cuando a los 55 años me percaté de que mi vida estaba llena de limitaciones, que me impedían hacer una vida normal, y continuaba una rápida decadencia en mis mejores momentos (materiales) de mi vida, (puede que sea tu caso), fue momento de recapacitar. Entré en una fase que a veces sentía que me iba de este mundo, toqué fondo. Me hice permeable a cosas que siempre había sido incrédulo. Empecé la búsqueda frenética de una solución, la que fuera. Encontré un clavo ardiendo dónde agarrarme, aunque no acerté en las primeras de cambio. Mi tenacidad me llevó a probar varias cosas, hasta que tuve la intuición que la había encontrado.

Ese fue el inicio de mi cambio, mi 2ª oportunidad, que supe aprovechar. Ese fue mi mérito, valorarlo, con la tenacidad suficiente para llevarlo a cabo. A mis 74 años estoy disfrutando los mejores años de mi vida. 

Sé que no dependo más que de mí mismo en mi sanación, y en mi mano está mantenerme sano, y en forma. ¿Hasta cuándo va a ser posible? Vivo el presente sin plantearme el futuro. Estoy en paz con mi ser interior y con el Universo.

Uno de los secretos de la vida, revertir la rigidez (a cualquier edad).
Antonio Fornieles.

¿Enfermedades o falta de energía?

Las “mal” llamadas enfermedades por la medicina, no es otra cosa que la falta de energía en uno o más órganos, que hace que se desequilibren sus funciones.

Nuestro sistema de Sanacion, dirige la energía a dónde lo precisa, restaurando sus funciones de forma Ecológica. Ya lo practicaron los Faraones en el Antiguo Egipto. 

Mensajes en el Camino de Santiago

    Carrito